miércoles, 31 de diciembre de 2008

Felices Fiestas y Prospero Año nuevo

Sirva este post para felicitar las fiestas a todo aquel que lo lea, que ya a estas alturas debe de ser poca gente, porque lo tengo bastante abandonadillo. A ver si para el año que viene puedo escribir algo más...

Si el año pasado os las felicité con los 4 fantásticos, este año las 4 fantásticas... Mucha salud en el 2009!!!



jueves, 13 de noviembre de 2008

La respuesta a la gran pregunta

Y no, no es 42 ;-)
La pregunta es: "Si un Teleco desmonta la unidad de CD de un portatil, cuando lo vuelva a montar, ¿cuántas piezas le sobrarán?"
Y la respuesta es 6. Estas, para ser más exactos las piezas son estas...


Dos muelles, dos tornillos y dos chapitas. Sé dónde se pone cada una, pero es complicado ponerlas. de todas formas, en mi defensa debo decir que el CD leía los datos. La única consecuencia es que pulsabas el botón y la bandeja no salía. Pero siempre te queda el clip no?

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Trasteando con las redes wifi

Lo primero decir que esta pequeña guía no está escrita para que la gente haga mal uso de las herramientas de las que hablo. Sabed que piratear redes wifi es algo ILEGAL y que debeis de hacerlo bajo vuestra cuenta y riesgo.

Bueno, pues lo dicho, que ahora que me he instalado Ubuntu de nuevo, y tengo varias tarjetas de red wireless me he puesto un poco a investigar cómo sacar la clave de redes wifi. Esto es algo que tiene pocas aplicaciones útiles, aparte de robar internet (y si, es robar).

Total, que para sacar las claves wifi necesitas las siguientes cosas:
Una tarjeta wifi
Airdump-ng.
Mucho tiempo y paciencias.

Obtener Airdump no debería de ser problema, sólo hay que buscar un poco. Una vez instalado hay varios pasos...
  • Poner la tarjeta wireless en modo promíscuo:
sudo iwconfid wlan0 mode monitor
  • Ejecutar airodump para ver las redes wifi:
sudo airodump wlan0
  • Ahí verás una serie de redes, elige un canal que tenga varias, para aumentar las posibilidades de pillar alguna.
sudo airodump -c numero de canal --ivs -w ficherodesalida wlan0
  • Esperar un rato, un rato largo, hasta que obtengas al menos 300.000 IVS (que son vectores de inicialización).
  • Cuando tengas una cantidad considerable de IVS, ejecuta
sudo aircrack ficherodesalida-01.ivs
  • Elegir la red a crackear, y si tienes suerte y has cogido suficientes IVS... tachannn!!!! ya tienes la clave de red.
Todo esto funciona muy bien en el maravilloso mundo de la teoría. En la práctica, yo he estado probando con mi propia wifi (conectándome con una tarjeta, y poniendo en promíscuo la otra) y todavía no he sacado mi propia clave wifi (que por otra parte me viene bien tener, porque así no tengo que ir hasta el router a buscarla...)

lunes, 27 de octubre de 2008

Una cita

No soy muy aficionado a decir citas, pero hay algunas que me gustan especialmente, y esta es una de ellas. Es un proverbio árabe:

"Siempre es mejor encender una luz, que maldecir la oscuridad"

Pues eso.

Mandingo Vs el efecto Oye

Cuando uno lleva ya un tiempo en el mundo de los telecos se da cuenta de que existe el llamado Efecto Oye. Uno ya está acostumbrado a que le hagan peticiones de "oye, que mi internet no conecta bien", u "oye, mi móvil no funciona", pasando por los típicos "oye, que mi ordenador no arranca" y el "oye, no se ve la tele", o incluso el "oye, mi mulita tiene un antifaz" pero el mejor que me he encontrado es el "oye, que en mi casa se oye mal el teléfono y, como es nuevo, creo que es culpa de las líneas telefónicas,, que se pusieron hace más de 20 años. No podrás ¿arreglarlo?"* (os lo juro). Debe de ser por la afinidad con la electrónica en sí, o porque inducimos un miedo aterrador en todos los artículos electrónicos (Dios, un ingeniero, socorroooo!!!) pero, al final, la verdad es que casi siempre consigo arreglar todos los artículos del efecto oye.
A veces me lleva más, a veces me lleva menos, y algunas veces recurro al que más sabe de estas cosas en el mundo mundial, el tito Google. Pero sobre todo, uno está acostumbrado a que se lo diga la gente que le conoce. Un amigo, un conocido, tus padres... sin problemas, (no me entendais mal, no me quejo de que me pidan ayuda, estamos para ello) comprendes que ellos saben a que te dedicas y por tanto suponen que, automaticamente debes de saber cómo cambiarle el politono al móvil aunque la mayor parte de las veces no tengas ni idea, y no sea más que intuición.
Pero hoy he sufrido un Efecto Oye que me ha llenado de inquietud. No por el efecto oye en sí, sino porque ha recurrido a él mi frutero. Y es que no puedo dejar de preguntarme cómo carajo ha sabido mi frutero a qué me dedico, si, que yo recuerde, jamás le he hablado del qué me dedico. Siempre me queda la esperanza de que al haberme visto con el MP3 le haya venido la inspiración o de que lo intente con todos los clientes menores de 30 años. O eso, o quizá tenga que cambiar de desodorante porque el mío apeste a plástico de portatil... En cualquier caso, no he conseguido arreglarlo. Y el tito google tampoco me ayuda. El muy bastardo.

* Mi primer amago de respuesta fue un "sí claro, ahora mismo llamo al ayuntamiento, le pido que me abra las aceras, compro dos o tres kilómetros de cable de cobre telefónico, recableo tu casa hasta la central telefónica, me cuelo dentro, sigo tirando cable hasta la matriz de conmutación, te pincho en ella, y después de eludir a la policía me vuelvo a tu casa y lo pruebo, no te jode..."
Simplemente me llevé la mano a la cabeza, suspiré, y le dije que no, que no podía.

lunes, 20 de octubre de 2008

Las fotos graciosas de Italia.

Sirva para poner en este post las fotos que tengo del peluche de cálico que mis amigos tuvieron a bien regalarme por mi cumpleaños, y que yo decidí llevarme en un arrebato para hacerle unas cuantas fotos en los sitios más emblemáticos de Roma. Con eso dejo cerrado el viaje a Roma... Ahí van...


In Piazza San Pietro (Vaticano)

En Piazza Spagna


En la fontana de Trevi

Interior de los museos Vaticanos



Intentando no acabar devorado por un león


Vigilando nuestra habitación


En el Foro Trajano


Frente al arco del Foro Trajano


Oteando desde su atalaya


En la colina del Foro Trajano


Visitando el Coliseo


Comprobando a ver si era un tío sincero. Sobrevivió a esta última también.

Día 5: La búsqueda de la Via Apia

Por fín, el último día por Roma, el más esperado. Como ya habíamos visto casi todo, pues nos decidimos a visitar un lugar más o menos emblemático de los romanos: La vía Apia.
Distancia recorrida: 20Km

Ver mapa más grande

Amanece con el miedo a la lluvia, y la necesidad de ir a comprar regalos para la familia. Sin embargo, decidimos acercarnos a la Vía Apia, una de las vias de entradas a Roma más importantes. Además se dió la circunstancia que carecíamos de mapa o cualquier información (o eso creíamos por la mañana), pero sí sabíamos que existía una Via Apia N uova. Así que con nuestro razonamiento lógico decidimos que la Via Apia Nuova debían de estar muy cerca y converger a la fuerza. Y nos pusimos en marcha.
Para llegar a la Vía Apia Nuova debíamos de pasar por la catedral de Roma, San Giovanni in Laterano, donde además teníamos entrada gratis al museo, pues pertenecía a los museos vaticanos. San Giovanni es una catedral como Dios manda, osea grande. Vale que no es tan grande como San Pietro, pero la verdad es que impresiona bastante. El museo, pues sinceramente no merece la pena. Basicamente porque te obligan a hacer una visita guiada a cosas papales sin demasiado interés, y te hacen perder tiempo a lo tonto. Pero era gratis, así que picamos.


La catedral romana.


A la salida del museo empezamos a andar, y a andar y andar por la vía Apia Nuova, buscando cualquier cartel que nos redirigiera a la Via Apia Antiqua. Y avanzamos avanzamos, hasta el número 600 de la Vía Apia. Ya pasamos la última parada del metro. Momento en el cual empezamos a pensar que esto estaba a tomar por saco del centro. Además Fer tenía que ir a comprar regalos, y se produjo EL CISMA. Fer decidió que seguir buscando una vía romana no merecía la pena si no era capaz de volver a casa con un saco de regalos para su familia, y llegada la hora, decidió volverse para el centro. Yo estuve tentado de volverme, pero ya que había andado chopocientos kilómetros buscando la Via Apia Antiqua me sabía un poco mal volverme. Así que Fer se dió la vuelta y los demás seguimos caminando. Ya preguntamos a unos viandantes, y nos dijeron que nos estábamos desviando de la vieja, pero que todavía había una calle que las comunicaba. Así que por ahí nos fuimos. Y seguimos avanzando, con mis contínuos cuando llegamos y con una sudada espantosa, porque además el día era soleado y caluroso.
Por fín, llegamos a la Vía Apia Antiqua. Vimos un par de sitios más o menos curiosos, con las ruinas de un Duomo (y gratis... que curioso) y emprendimos el camino de vuelta por el empedrado "original" de la Vía, porque habíamos quedado con Fer a una hora en la otra punta de la capital italiana. Y volvimos, y volvimos, y, cuando cansados de andar, preguntamos en información y turismo por la frecuencia del autobús que nos llevaba al centro, la respuesta fue algo así como "más o menos cuando le da la gana". Desanimados seguimos caminando y caminando, hasta atravesar nuevamente las puertas de la muralla que delimita la urbe.


Chicos, volvemos a la civilización. Rodrigo, deja de trepar el arco...


De ahí a las termas de Caracalla, y seguimos avanzando hacia la Piazza Nabona, nuestro lugar de encuentro. Y ya que estábamos por allí aprovechamos para ver un par de Tizianos que se nos habían olvidado el día anterior. Después de acabar con practicamente todos los puntos interesantes de la que otrora fuera capital del mundo, fuimos a buscar souvenirs.
La verdad es que la búsqueda de souvenirs es muy complicada. Entre los que son cutres y los que son feos, uno no tiene tantas cosas que elegir. Al final sólo traje un libro de cocina para mi madre, un rosario para mi abuela, un llaverito para tata, y para decorar mi habitación unas señales de tráfico de esas que daban con un coleccionable, y que ví en un kiosko unos días antes.Cabe destacar el calendario de los curas más apuestos, que se compró Rodrigo tras mucha cavilación, y que nos dió bastantes momentos de risas.


Como me pone Mr. Marzo.... uhmmm....

Y nos volvimos al hostal, a hacer la maleta, y cenar por última vez en la trattoria que se resistió a darnos de cenar los primeros días. Posteriormente descubrimos que yo tenía un mapa doblado y guarrete en el que explicaba cómo llegar y qué ver de la vía Apia. Unas miradas asesinas me indicaron que la próxima vez yo también debería de mirar los mapas de cuando en cuando...
La distancia recorrida viene a ser más de 50Kms. No está mal... otra cosa no, pero podemos decir que nos pateamos Roma...
El día siguiente ya más tranquilos nos fuimos al aeropuerto, y vuelta a casa. Tranquilamente.
En definitiva unas vacaciones interesantes, con bastantes anécdotas, aunque al no haber conducido por Italia hay algunas menos. Y es que el año pasado lo de conducir por Italia fue cuanto menos intensa...
Gracias chicos, el año que viene más...

Día 4: Villa Borghese y lluvia para aburrir

Voy a ver si cuento las desventuras del penúltimo día por Roma, justo antes del episodio de la búsqueda de la vía Apia, lo que todos estais esperando...
Distancia recorrida aproximada: 7 Km (por la mañana)

Ver mapa más grande

Amanece oscuro. Muy oscuro. El día pintaba mal, lluvioso cuanto menos. Pero esto no nos desamina, pues hay que aprovechar los últimos días en Roma para acabar de ver todo lo que se tenía planeado.
Mirando el cielo con temor a la lluvia, nos encaminando andando hacia La Piazza Spagna, que recibe su nombre por la presencia de la embajada española y es famosa por su escalinata que te lleva a la Iglesia de la Trinita del Monti.

La famosa Piazza de Spagna llena de guiris.
(Foto aportada por Fer)

Continuamos caminando hacia el norte, hasta llegar a la Piazza del Popolo, bastante famosilla también, y de ahí nos encaminamos a Villa Borghese, que está en medio de un gran parque en lo alto de una colina. Entramos a ver el museo de la Villa, que la verdad es que tiene varias esculturas de Bernini que hacen que merezca la pena pagar el dinero de la entrada (9€ quizá) aunque no te permitan meter la cámara de fotos.

La Piazza del Popolo.

Al salir estaba cayendo lo que no está escrito. Si llevábamos la mayor parte del día con un calabobos insistente, ahora ya era lluvia como Dios manda. Así que decidimos esperar a ver si escampaba, pero viendo que no, apretamos el paso al albergue y decidimos esperar a ver si por la tarde clareaba y podíamos salir otro rato.
Cuando escampó ya era bastante tarde (las 18 o así) así que dimos la tarde por perdida y nos acercamos al centro (nuevamente visitamos la Fontana de Trevi) para ver si podíamos hacer algunas compras de regalos y así tener más libre el último día. No hubo demasiada suerte.
Para cenar, volvimos a intentar la trattoria que se nos llevaba resistiendo un par de días, y para nuestra sorpresa estaba abierta. Así que entramos y cenamos, bastante bien, por cierto, y a un precio bastante razonable. (menos de 10€ por cabeza) A partir de ahí las cenas se hicieron allí.
Esperando que al día siguiente tuvieramos más suerte nos echamos a dormir un rato...

domingo, 19 de octubre de 2008

Día 3: Los museos capitolinos y el trastévere

Tercer día de nuestra visita a Roma, en la que nos íbamos a dedicar a ver los museos Capitolinos y el trastévere, que es un barrio al otro lado del tíber.

Distancia recorrida: 11 Kms

Ver mapa más grande
Amanece como siempre, osea, demasiado pronto para estar de vacaciones. El día que nos espera no es quizá demasiado duro, a priori, claro, pues los museos capitolinos nos llevarán toda la mañana, y por la tarde deambularemos por el trastévere y el centro de Roma de nuevo, buscando nuevos rincones que sólo se descubren cuando se viaja sin rumbo y con mucho tiempo. y es que da gusto viajar así, con sólo un itinerario aproximado, que puede adaptarse a medida que el día avanza.
Empezamos por visitar la iglesia de San Pietro in Vincoli, iglesia donde se puede observar el impresionante Moisés de Miguel Ángel (gratis, pero para ver el moises iluminado tienes que echar 50 céntimos en una maquinita). La verdad es que la iglesia no estaba mal, pero cualquiera de las esculturas que pudieras encontrar dentro quedaba eclipsada por la magnificencia del Moisés.

Que quieres que te diga, a mi este agarramanos me da mal rollo...



He aquí el Moisés...

Una vez visitada la iglesia nos dirigimos hacia los museos capitolinos, muy cerca del foro de trajano que visitamos el primer día. Entrar en los museos vale unos 9€ pero hay unas cuantas esculturas que no podíamos dejar pasar, como son el espinar o la loba capitolina. Las fotos dentro del museo están permitidas, pero la ferrea vigilancia impidió que hicieramos fotos graciosas, que colgaré a su debido tiempo.
Una vez visitados los museos capitolinos pasamos a visitar el monumento a Vitorio Emmanuelle II (más conocido por los Andújar como la máquina de escribir) que es basicamente un monumento megalítico creado en honor del primer rey de la Italia unificada. Enorme y hecho de mármol, y, al parecer, sobre restos arqueológicos del foro. Pero eso da lo mismo, porque al fin y al cabo, se hizo en honor de un rey.... Y ya que estábamos por allí nos quedamos un rato mirando la manifestación que había organizada, y que le daba al tráfico romano un aspecto si cabe aún más caótico (y es que le tengo manía a los italianos cuando conducen por no respetar las mínimas normas de circulación, como ceder el paso antes de entrar en una rotonda, o respetar a los peatones en los pasos de cebra...)
Concluida nuestra visita a este monumento nos encaminamos hacia el Tíber, pasando antes por el barrio judío. Y es que debían de estar a fin de año o algo así porque estaban de celebración (yo eso supuse en Madrid cuando el día antes de irme estuve media hora oyendo fuegos artificiales) por lo que pudimos disfrutar de unos postres típicos judíos parecidos al mazapán, mientras comíamos a la orilla del río.
Después de comer empezamos a deambular por el trastévere, un barrio cuya visita es obligada. Y digo es obligada no sólo porque tiene alguna cosilla interesante de ver (como una iglesia) sino porque el paseo por sus calles te da la sensación de haberte ido a la Italia más profunda, y Mediterránea, a la Italia de la tranquilidad. Calles semi desiertas (quizá tuvo algo que ver el calor que hacía y que eran las 4 de la tarde) y todo como muy de película.
Saliendo del trastévere volvimos al centro romano, a vagar un rato por el centro, sin ningún objetivo concreto. Volvimos a la plaza Naboba, y volvimos a comer otro delicioso helado.

La Plaza Nabona

Nuestro paseo por el centro también supuso mi negativa a volver a pasar por la fontana de Trevi, por lo que tuvimos que andar rodeándola (si es que ya la tenía muy vista, y los dos días después también me tocaría verla casi seguro). En nuestro vagar, o quizá porque el jefe de la exploración (Rodrigo) lo tenía preparado creo recordar que visitamos la catedral del Papa Negro, que es el lider de los Jesuítas. La iglesia jesuíta es curiosa, relativamente austera en el exterior, pero un interios muy adornado de mármoles y oro.
Después de esto, vuelta al hostal y búsqueda de un sitio para cenar. Volvimos a intentarlo con la Ttratoria que estaba cerrada el día anterior, pero seguía cerrada. Y por no acabar en el restaurante italochino de nuevo, nos metimos en un restaurante que hacía esquina a nuestro hostal. La cosa pintaba sobre todo cara. Y se empezó a poner chunga cuando 45 minutos después de haber pedido 4 platos de pasta todavía no nos los habían puesto. Tras varias quejas a los camareros (que es que tarda mucho en hacerse la pasta, que ahora viene) nos traen unas exíguas raciones de pasta. Porca Miseria... pero qué me estás contando... Como castigo por su pésimo servicio y porque necesitábamos uno para hacer los bocadillos del día siguiente, en un arrebato de valor les robé un cuchillo de estos de untar mantequilla (lo hice por necesidad, no me juzgueis, sobre todo tú, tata....) escondido en el calcetín izquierdo. En realidad la idea era tomarlo prestado, pero os he de confesar que no sé que pasó con el cuchillo al final, yo seguro que no me lo traje, pero no recuerdo si al final lo devolvimos al restaurante o no...
Total que como Fer y yo teníamos todavía hambre (lo que come ese chico) nos fuimos a la pizzería de la esquina. Las pizzerías allí son ligeramente diferentes a las de aquí. Si aquí te cobran lo mismo sea cual sea la porción que te den (y en algunos casos la diferencia puede ser sustancial) allí las pesan y te cobran lo que deben de cobrarte. Después se equivocan al darte las vueltas, o al darte las pizzas que habías pedido (que casualidad se les olvidó meter un trozo en la caja, y devolvernos un euro). Menos mal que Fer estaba ojo avizor y protestó y protestó hasta que conseguimos que todo estuviera correcto. Cosas del sistema de educación italiano, supongo...

miércoles, 24 de septiembre de 2008

Día 2: Museos Vaticanos


Ver mapa más grande

Bueno, pues hace mucho mucho que no escribo, pero el otro día me pidieron cuentas del resto del viaje por Italia, así que voy a relatar el Día 2: Los museos Vaticanos. Distancia aproximada recorrida: 9Km.

Toca diana un poco más pronto que el día anterior, porque hoy, a diferencia de ayer, esperamos mucha gente y además hay que recorrer todo Roma en eso que llaman Metro. Y es que uno, acostumbrado a las líneas de Madrid, que hacen que su subsuelo parezca un queso gruyere, se le quedan pequeñas 2 únicas líneas. Imagino que es porque es muy difícil excavar en Roma, no vaya a ser que te topes con algún resto romano, y se vaya a la mierda la línea del metro. Pocas líneas y mucha gente hacen que, sobre todo a primera hora, viajar sea un poco agobiante, y tengas que meterte casi casi a presión entre la gente. Ahí sentí hasta morriña oye, igualito que en la capital de España.
Llegamos a la parada del Vaticano, y casi casi lo primero que te encuentras son las murallas de la ciudad estado. Si sigues andando, llegas a la Plaza de San Pedro, pero para ver los museos vaticanos hay que dar una vuelta por la parte de fuera de las murallas hasta llegar a la parte de atrás. Cada esquina que doblábamos temíamos una enorme cola de turistas que, más madrugadores que nosotros, estarían agolpándose para entrar a ver la Capilla Sixtina y el resto de los museos. Pero no, no había nadie, no sabemos si se debe a algún fenómeno paranormal o qué, pero la cuestión es que llegamos tranquilamente y entramos a los museos (previo pago de 14€, claro. La cultura no es gratis).
Los museos vaticanos son un entramado de museos más o menos interesantes, que si el museo de las monedas vaticanas, que si el museo de los carruajes... pero en realidad, toda la gente que entra es para ver la Capilla Sixtina.

La escalera de caracol esta me encantó


Matando el tiempo en los museos Vaticanos.

Así que después de deambular varias horas viendo cositas, acabamos llegando a la susodicha capilla, donde a pesar de estar prohibida la realización de fotos, todo el mundo las hace, y nosotros no íbamos a ser menos, vamos, digo yo.
La estrategia era muy simple. Sentado en un banco, con Rodrigo y Fer delante tapándome. Al grito de "Ratzinger" se separaban un poco, lanzaba la foto, y la muralla se cerraba al grito de "Juan Pablo". Muy sutil todo, si señor.


Saca la foto desgraciado, que nos pillan...


Con el deber cumplido nos acercamos a la Piazza de San Pedro, que parece grande en la tele, pero que en la realidad es aún más grande. Recuerdo que, después de comer, estuvimos calculando su área para saber cuantos feligreses cabían y salían un quintal de ellos. La verdad es que impresiona tanto espacio así en vacío, y sobre todo impresiona el hecho de que se pueda abarrotar para ver a una persona en la que se tiene una fe ciega. Cosas de la religión, imagino.
Después de comer nos decidimos a entrar en la Basílica de San Pedro, que es el templo más grande de la cristiandad (me parece) y con razón. Altísimos techos y enormes estatuas decoran muchos de los rincones. Y de entre todas las estatuas, destaca la Piedad, protegida ahora tras un cristal antibalas desde que un desequilibrado decidió acercarse con un martillo y darle de golpes. Cosas de la religión, imagino.
Una vez visitada esta enorme basílica, y recordando los viejos tiempos en Florencia decidimos subir el muchillón de escaleras hasta llegar a lo alto de la cúpula (previo pago de 6 €, el deporte tampoco es gratis). Angosta subida donde, en algunos momentos me daba con ambos hombros en las paredes a la vez, pero la verdad es que la vista mereció la pena los más de 600 escalones que tuvimos que subir.



Pedro, desde aquí se ve tú casa...

Después una breve visita a las tumbas papales (visitar a los muertos si es gratis, curioso ¿verdad?) incluyendo la de Juan Pablo II (la única con guardia de seguridad, flores y gente rezándo) y, al salir, una foto a la famosa guardia suiza.



Estos perros no se quisieron hacer una foto al lado mío.
Si hubiera sido tía, quizá la cosa habría cambiado algo.

Derrengados iniciamos el camino de vuelta a casa, que fue de todo, menos recto. Paramos en la Piazza Nabona, que era un antiguo circo romano y mantiene su estructura para tomar un delicioso helado, y volvimos a pasar por la Fontana de Trevi.
Después de eso nos dirigimos al albergue y nos fuimos a cenar en una trattoria cercana que, si no recuerdo mal, estaba cerrada, por lo que acabamos cenando de nuevo en el italiano regentado por chinos.
El día siguiente tocaban museos capitolinos...

martes, 23 de septiembre de 2008

Roma Día 1 - Foro, Coliseo y más cosas

Bueno, pues aprovechando que tengo la memoria bastante fresca de mi reciente viaje a la ciudad eterna, he decidido ir haciendo los mapas de las rutas diarias con Google Maps. Así os podré decir aproximadamente la distancia recorrida diariamente, e ir poniendo alguna foto de algún punto que esté marcada en el mapa.
Día 1: Distancia recorrida según GMaps: 12.4 Km. (suponiendo la ruta más corta, que nosotros andamos más casi seguro)

Ver mapa más grande
Ver mapa más grande

Diana a las 7 de la mañana. Desayuno en el restaurante donde tuvimos que hacer el check in del Albergue (el cual a mi me parecía un piso patera, pues no era más que un piso que habían remodelado) y salimos a andar. Primero, paradita en el Spar, un supermercado que no tiene casi nada, pero donde pudimos hacernos con pan y mortadela (el menú de todo viajero, y con el que me he alimentado durante casi una semana...). De ahí a la Iglesia de Santa Maria Maggiore (punto B), una bonita iglesia cerca del centro histórico de Roma. Tras la visita obligada a la iglesia seguimos caminando hacia la zona de los foros.

Portada de Santa Maria Maggiore

Mi primera impresión fue un "esto está muy roto". Algo perfectamente normal, teniendo en cuenta que Roma otra cosa no habrá tenido, pero invasores le han sobrado. La zona de los foros tiene varias cosas que ver, y tras pagar religiosamente los 9€ que cuesta entrar a ver el foro romano en sí estuvimos dando una vuelta por dentro (Puntos C y D). La salida te lleva directamente al Coliseo Romano, pero por lo menos la entrada de los foros te vale ahí, así que tras una breve cola (no creo que llegase ni a media hora) pudimos pasar a ver este emblemático monumento.

A ver si nos decidimos, cohone...

Después nos encaminamos hacia las termas de Caracala (espero que se escriba así...) para comer a la sombra (6€ nos costó comer a la sombra oye, que árbol más caro) y aprovechamos para ver las ruinas ya que estábamos por allí y nos habían hecho pagar para usar el baño.
De las termas de Caracala nos acercamos al circo máximo, del que no queda más que la explanada que ocupaba, y avanzamos hacia la boca de la verdad. De ahí tengo alguna foto, pero me las tienen que pasar.
La última parte del día la pasamos recorriendo el Panteón y a la Fontana de Trevi, que es muy bonita, pero que, sinceramente me cansé de ver porque todos los días pasábamos por ahí.
Serás muy bonita, pero acabé harto de tí...

Y de ahí, cuesta para arriba, cuesta para abajo, al albergue y a cenar donde empezamos el día, osea, en un italiano regentado por chinos. Después de eso a dormir, que el día siguiente tocaba Vaticano.

miércoles, 10 de septiembre de 2008

El principio del fin

Mortales, aprovechad, porque puede ser (según algunos físicos) de que nos quede muy poco. Y es que esta mañana se ha puesto en marcha el LHC (Large Hadron Colider) un acelerador de partículas a lo bestia (27 Kms de longitud) y que, según dicen puede crear un microagujero negro y matarnos a todos (ver videos del youtube adjunto).





Y es que un pequeño agujero negro nos puede mandar a todos al carajo. Claro, que ya sería mala suerte ¿no? De todas formas los tios que dicen que la tierra se va a ir a la quinta puñeta son científicos de poca reputación. Que sí, que pueden tener razón, pero nosotros (y digo nosotros porque me incluyo en el grupo de personas que espera que el apocalipsis no llegué en breve) tenemos a Stephen Hawking de nuestro lado.
Total que la primera prueba de recorrido la han hecho esta mañana, y será dentro de poco cuando se preparen para colisionar partículas a altas velocidades.
Para los que os pregunteis cual es la finalidad de este cacharro (ya que, imagino, que no creereis que está hecho para destruir la tierra unicamente. Sirve para otras cosas...) pues os diré que se trata de buscar la llamada "Partícula de Dios", más conocida como el Bosón de Higgs (no confundir con el Bolsón del Señor de los Anillos...), que es una partícula muy importante pero que nadie ha podido observar aún.
Pues eso, aprovechad, y espero que por lo menos me de tiempo a acabar las vacaciones...

lunes, 25 de agosto de 2008

Película: Hellboy II

Pues otra de las películas de franquicia del verano (o lo será cuando se estrene, como siempre en España llevamos retraso) junto a Batman, Narnia y la momia.
Hellboy tiene todos los ingredientes para hacerte pasar un buen rato delante de la pantalla. Sin grandes pretensiones, tiene un guión que guarda alguna sorpresilla, a pesar de ser algo lineal.
Mucho efecto especial (me encantó el elemental del bosque) y alguna risa, para una película típìca del verano, sin más intención que hacerte olvidar del calor que hay fuera.
No cansa, pero desde luego no me ha parecido tan buena como Caballero Oscuro, pero por lo menos ha servido para que me entren ganas de ver Hellboy I, que tengo por casa. Habrá que hacer una sesión nueva aprovechando los últimos coletazos del verano.

Telefónica y la identificación de llamadas

Hacía tiempo que se sabía de forma extraoficial (nosotros en el curro lo sabíamos desde hace un par de meses o tres) pero ahora ya es oficial. Telefónica ha decidido cobrar por el servicio de identificación de llamadas a sus usuarios fijos.
Ese servicio tan mono que te ponía en pantalla quien era el que te llamaba, y por tanto podías hacerte el tonto a la hora de cogerlo, o darselo directamente a la persona con la que el que te llamaba estaba interesado en hablar. Eso se acabó. faltaría más que se pudiera disfrutar gratis de un servicio que le cuesta tantísimo a la empresa (modo irónico, es absolutamente gratis, porque en los mensajes de señalización que tiene que cursar de todas formas ya viene, lo único que hacían era reenviartelo, imagino. Se lo preguntaré a algún compañero). Así que si los 6 millones de usuarios no se dan de baja, su factura se verá incrementado en 0.58€ al mes. 100 de las antiguas pesetas. No parece mucho, y así uno a uno no lo es. Si haces las cuentas salen 3.6 millones de € mensuales, así a la saca. Sin incrementar los gastos, ni nada. Simplemente porque nos da por ahí...
Y es que no deja de recordarme a la gran Lola Flores cuando el fisco la echó mano. "Si todos los españoles me dieran una peseta..." Pues nada, aquí son 100. Supongo que hay que pagar el sueldo al Zaplana.
Pero quizá lo peor de esto es que ahora ya no podemos no coger las llamadas que vengan con identificación oculta, que normalmente vienen de teleoperadores que te ofrecen servicios que no quieres. Así que habrá que hablar con Telefónica y darse de baja del servicio de identificación y restringir las llamadas entrantes que vienen ocultas (también se puede hacer). Por lo menos hasta que Telefónica te obligue a pagar por restringirte las llamadas entrantes.
Y las empresas que llamen de centralita, pues a joderse. Sean buenas o malas. Queda por saber que harán las otras compañías, tanto las que tienen cable propio como las que se lo alquilan a Telefónica.

viernes, 22 de agosto de 2008

Película: Dark Knight

Hace mucho que no hablo de películas, y es que en realidad no he visto casi nada que merezca la pena comentar. Hanckock desde luego no estuvo a la altura de lo que esperaba de ella, y de lo único que puedo decir que me pareció medio decente es Iron Man y Alta Fidelidad.
Total que me fuí a ver Dark Knight con unos compañeros de trabajo esperando ver una película entretenida pero que se presentaba con la sombra de la muerte de Heath Ledger. Todo el mundo decía que había que darle un oscar póstumo, y la verdad es que pensaba que se decía más por el hecho de haber muerto a principios de año que por mérito propio.
Ahora debo de retractarme de esa afirmación, Pues la verdad es que el tipo lo hace bastante bien. Y desde luego si Russel Crowe se mereció un oscar por su dudosa actuación en Gladiator, a este le pueden dar dos o tres sin ningún rubor.
La película en sí me pareció bastante buena para el nivel de lo que se suele hacer ultimamente. Buena banda sonora y un Christian Bale que se ve eclipsado por Ledger. Bueno, la verdad es que como casi todos en esta película, aunque a mi personalmente me gustó mucho también Aaron Eckhart. Alguna que otra fantasmada (incluso para Batman) y algún detalle cantoso de guión (a mi me pareció muy extraño el curioso suceso de Gordon) para más de dos horas en una película que en ningún momento se te hace aburrida. Muy recomendable sin dudas.

Habrá que ver que tal es Hellboy II.

miércoles, 16 de julio de 2008

Nuevas fotos

Por fin he subido las fotos de Estambul de hace un par de meses, por si alguno quiere echas un vistazo. Las podeis encontrar en la lista de la izquierda.

Y así acabaron las manzanas de la discordia


Y así acabaron las famosas manzanas de la discordia. Me las comí una el lunes y otra el martes. Y bien ricas que me supieron. El que quiera entender, que entienda :-p

PD: Me comí las dos manzanas porque cargué con las dos manzanas...

jueves, 3 de julio de 2008

Mandingo se fue al paintball

Hacía ya bastante que tenía muchas ganas a esta actividad al aire libre, así que con unos 20 compañeros de trabajo / amigos de los mismos, ayer decidimos irnos a pegar unos tiros (a 30€ las primeras 300 bolas, claro, que aquí pocas cosas son gratis...) La actividad en sí no entraña peligro, aparte de algunos moratones de las bolas que te impactan, y alguna mala pisada que te puede llevar un talegazo en el tobillo o incluso un esguince. Así que ahí pasamos de 18.30 a las 22.00 más o menos dándonos tiros y llenándonos de pintura. Objetivamente ha estado bien, para repetir quizá en un futuro aunque no cercano, pues la lista de gente con moratones y problemas en tobillos es grande. Y es que cuando no te avisan que debes de llevar botas por un terreno tan irregular, te puedes hacer daño. Yo mismamente tengo ambos tobillos tocados. No es que tenga esguince ni nada, pero si que me duelen algo al andar y estaré algunos dias fastidiadillo por un resbalón.
Así que he vuelto a sacar del armario mis botas de andar, por lo menos llevo el tobillo bastante sujeto, y no duelen demasiado.

miércoles, 2 de julio de 2008

Me hizo gracia

Me hizo gracia la viñeta de Sansón del día 1 de Julio, publicada en el Norte de Castilla, y no he podido resistir el ponerla aquí (debidamente referenciada, para que el zombi no se enfade).
Y es que no deja de hacerme gracia cómo el hecho de haber ganado una eurocopa (la segunda de los últimos 50 años) haga que a España se le olviden, al menos momentaneamente los problemas que tiene. Pues nada, a disfrutar, que mañana será otro día. Y a capear el temporal. Que en eso los españolitos de a pie tenemos práctica.

martes, 1 de julio de 2008

Los famosos 400€

Hoy he cobrado los primeros 200€ de los 400€ prometidos por nuestro insigne presidente como medida puramente electoralista. La verdad es que no me puedo quejar, 200€ son 200€, lo único que me reconcome es que en realidad no es una medida muy allá. Como dice mi jefe, en su casa son 3 viviendo de su sueldo, y les devuelven 400€ y en la de sus padres son 3 con 3 sueldos, por lo que les devielven 1200€.
Y no solo eso, además parece ser que te baja el máximo a desgravar del año que viene. Por tanto, si tienes hipotecas e hijos, que en teoría puedes llegar a desgravar lo máximo en realidad no vas a poder dergravarte como este año, por tanto, en realidad estás devolviendo el dinero que te ha dado. Menos mal que me da la impresión que lo mismo el año que viene no estoy forzado a hacer la declaración de la renta (sólo tengo que no vender acciones, que no llego al mínimo por no haber trabajado un par de meses) y lo mismo yo sí que les salvo.
Pero a la espera estoy de ver cómo se hace la declaración (maldita) de la renta del año que viene...

martes, 17 de junio de 2008

Se generoso: Dona sangre

He robado vilmente la imágen a Di, la dueña de la metafísica de los tubos, para recordar que los hospitales españoles en general están sin sangre. Bueno, tampoco es que estén absolutamente sin sangre, pero crear un poco de alarma e intentar concienciar a la gente para que vaya a donar nunca está de más. Y es que en verano se nota que los donantes nos hacemos perezosos y no vamos a donar.
Yo mismamente entre los antihistamínicos de la alergia y los esteroides para el ojo no he podido ir en bastante tiempo, pero en cuanto pueda me vuelvo a acercar y me pongo a cuentas con la sociedad.
Así que si pesas más de 45 kilos, no tienes la tensión extremadamente baja, y no has sufrido ninguna enfermedad así chunga, haz el favor y acércate a donar sangre. Que no duele (o casi) y la aguja impresiona, pero con no mirar basta. Y te invitan a merendar, y te dan un regalito por donar sangre. Y sobre todo, ayudarás a alguien (a varios alguienes con cada donación).
Y te lo digo yo, que llevo más de 25 donaciones (10 años donando oye, se dice pronto).

Dona sangre, dona vida

lunes, 16 de junio de 2008

Críticas rápidas de películas

Debido más a la falta de ganas que a la de tiempo, decido dar un giro a los comentarios de las películas que suelo hacer. Y es que me lleva mucho tiempo poner toda la ficha técnica, así que voy a procurar resumir la película en un parrafete. Y no poner spoilers ni nada, pa que no me llore después la gente...

The Eye: Triste película remake de una japonesa que no debió de hacerse. Esta no la salva ni Jessica Alba. Pero vamos ni de coña. Esperaba mucho más que una película con algún que otro susto, pero es que se queda en eso.
El último gran mago: Si la hacen un poco más lenta, iría hacia atrás. Ñoña y sin interés... La historia está bien ligada, pero se queda en un poco insustancial. No se merece ni el ancho de banda del emule...

sábado, 14 de junio de 2008

Mandingo y los transportistas

El reciente paro de los transportistas me ha traido a la memoria una anécdota que se remonta a la primera despedida de soltero (y por ahora la única) a la que acudí. Corría el año 1999 (si no recuerdo mal) y uno de mis amigos le tocó el turno de pasar por el juzgado para casarse. Y, todo hay que decirlo, lo hacía con una mano delante y otra detrás. Con dos huevos, si señor. Enhorabuena por seguir al pie del cañón.
Bueno, total que decidió hacer una despedida de soltero con sus colegas los universitarios y algunos conocidos más entre los que, si no recuerdo mal se encontraban dos camioneros. Uno era casi familia (ahora ya es familia) y el otro debía ser un amigo de este último. Total que estábamos cenando en el chino, y el amigo se sentaba al lado mío. Y claro, pues como no nos conocíamos de nada, la conversación giraba en torno a cosas como a que te dedicas y tal.
Total que a lo largo de la noche nos enzarzamos en una preciosa conversación del para que sirve estudiar. Que el era camionero y ya tenía su coche pagado y no se qué y no se cual, y que más me valdría dejar la carrera para meterme a camionero. Y así estuvo toda la cena, que si gano mucha pasta con mi camión por aquí y que si gano mucha pasta con mi camión por allá.
Me pregunto que habrá sido de él esta semana, ya que los transportistas están en huelga. Me pregunto si seguirá pensando que un camionero vive de verdad mejor que un ingeniero de telecomunicaciones. Me pregunto si sabrá que puede ser que él cocbre más, pero que gracias a Dios yo no tengo problemas econímicosy y que al no ser autónomo si me pongo malo, sigo comiendo todos los días. Y que cuando me jubile, habré cotizado (espero) de forma legal todos mis ingresos y no habré hecho lo que hacen muchos autónomos que es cotizar el mínimo y luego quejarme porque la pensión es una basura.
Me pregunto si esta semana habrá trabajado o habrá estado en un piquete, o si habrá sido de estos camioneros que se han dedicado a quemar a compañeros que ejercían su derecho a trabajar. Me pregunto si sigue pensando en el dinero cada día que llega a casa tras una jornada laboral de 14 horas detrás de un volante (los días que llega a casa) mientras que yo tengo una de 8 horas más bien tranquila.
En fin, no dejo de preguntarme cosas. Y ya que estoy hablando del tema, pues puedo hablar un poco de la huelga, que uno la ha vivido desde Madrid, y allí las cosas toman otra magnitud. Y a pesar de que unos camiones no puedan entrar en la M30, pues resulta que los atascos que hemos tenido esta semana han sido poco menos que insoportables algunos días. Y que las gasolineras no tenían suministro. Ni los mercadonas tenían productos perecederos. No estoy seguro de si el desabastecimiento se ha producido verdaderamente por el paro, o si se ha producido porque nos dijeron que podría haberlo y por lo tanto compramos más para que no nos pillara el toro y provocamos por tanto la escasez.
En cualquier caso lo ha habido. Respeto el derecho de huelga de los transportistas a decir verdad, pero me parece que las cosas no se hacen así. Cuando ellos ganaban mucha pasta, aquí nadie se quejaba, ahora que vienen las duras, pues a la huelga. Y eso que los costes de distribución han aumentado (y es una de las causas del encarecimiento de la vida) pero parece ser que la putada ha sido que los contratos de distribución estaban firmados a principio de año, y la subida de gasoil les ha hecho polvo. Total que se ponen en huelga porque les suben el gasoil, pero los precios se incrementan y se achaca a la subida del petroleo. Y eso es lo que no entiendo. ¿Si los camioneros están en huelga porque los contratos son viejos, entonces por qué se incrementan los precios? ¿Quién se queda con la pasta de ese incremento?
Total y a lo que iba, que estoy divagando bastante. Que ponte en huelga si te da la gana, pero no jodas a todos los usuarios. Mas que nada, porque a los políticos les suda la polla el pueblo (como se puede deducir de la propuesta de incrementar la jornada laboral de la plebe a 65 horas, y de la propuesta de Bono de que los diputados trabajen sólo 2 días a la semana, pero sigan cobrando 4000€/mes el que menos) y tal y como la haceis los únicos molestados somos el pueblo.
Pero sobre todo, lo mínmo que debeis de hacer es respetar al compañero que quiere trabajar. Y eso es lo que os ha faltado. Que habeis prendido fuego a un camión mientras el dueño dormía dentro. Y así no se hacen las cosas.

viernes, 6 de junio de 2008

Mandingo es un Koala

Bueno, no se escribe Koala, sino Koahe o algo así, y que viene a significar "aprendiz que lleva poco en esto". A lo que me refiero es que esta semana he decidido empezar a estudiar un arte marcial, tras la insistencia de dos compañeros de trabajo. Y así es como he acabado haciendo Aikido Shodokan, que es una rama del Aikido. Esta rama es la rama más deportiva del Aikido, y es la única que tiene competiciones. En competición hay un Uke (más conocido como el tipo que va a recibir una pequeña paliza) y el Tori (o el tipo que va a dársela al Uke).
Elegí Aikido por varios motivos, el primero es porque un compañero de trabajo da las clases, y se pasa todo el día dandome la turra con el apuntate, prueba y tal, y el segundo porque leí en internet que a pesar de ser un arte marcial no tiene demasiado contacto físico. Osea, que no se basa en puñetazos y patadas, sino que es más bien defensivo. Eso si, cuando empiezas una técnica, el Uke suele acabar con el brazo retorcido mientras le haces palanca con alguna otra parte de tu cuerpo.
También resulta ser un buen ejercicio, tanto a nivel físico como de coordinación, y la verdad es que lo de agarres y proyecciones siempre me llamó la atención, y a mi me parece bastante bonito el saber hacerlas. Y sufrirlas...
Me hace gracia la gente que piensa que los de Aikido se dedican a algo parecido al baile... y nada más lejos de la realidad. Si los de Aikido vuelan sobre el tatami en las proyecciones es porque si no vuelas, te puedes hacer daño...
Por ahora estoy bastante contento, se suda, se trabaja he aprendido a hacer un par de técnicas básicas y empiezo a aprender a caer bien, ya que las caidas son muy importantes en este deporte si quieres evitar hacerte daño. Asi que si alguien me hace un agarre con su mano derecha a la mía (o con su izquierda a la mía), puede ser que acabe en el suelo retorciéndose mientras yo le tengo hecha una palanca con mi brazo. Avisados estais...

lunes, 12 de mayo de 2008

Mandingo Vs Istanbul (Diario de viaje II)

Dia 2 - Galata y Ortakoy


Se levanta un nuevo día en Istanbul, y hoy nos hemos propuesto ver la parte Europea de Istanbul. En especial la que va desde Galata hasta el puente del Bósforo. Así que pagamos las 10YTL correspondientes a la tarifa para subir a la torre de Galata (artículo en inglés). Menos mal que como tiene un comedor para turistas arriba hay un ascensor que te ahorra lo que en otras circunstancias hubiera sido un agotador ascenso de los 65 metros de escaleras. No sé cuantas escaleras son, ni me interesa a decir verdad. Desde la torre se pueden observar unas curiosas vistas de lo que viene a ser el cuerno de oro, pero no tengo muy claro de si merece la pena la subida, ya que unicamente son las vistas (A la izquierda foto del cuerno de oro, estropeándo la vista, como siempre, yo...). De la torre de Galata, nos dirigimos al palacio del Dolmabace, que fue la residencia del emperador una vez abandonó el de Topkapi. Este palacio es mucho más europeo, y, por supuesto también cuesta dinero entrar. 15YTL la entrada sencilla, y 20 con acceso al harén del sultán. Además si quieres meter la cámara de fotos tienes que pagar unas 6YTL más, lo cual me pareció un auténtico robo, y me negué a pagar, por lo que no hay fotos en el palacio. Decir que la visita principal está bastante bien, sobre todo porque acaba en el salón del trono, que es sencillamente impresionante, y que los harenes no valen el dinero que cuestan, a decir verdad. La visita es guiada (en inglés o turco, a elección del visitante). Mucha cola tanto para entrar al recinto (se hace en grupos de 35) como para entrar a la visita principal, por lo que recomiendo madrugar.
Acabada esta visita nos fuimos caminando hasta el barrio de Ortakoy, con una parada para comer a medio camino más o menos. En Ortakoy es donde se puede hacer la típica foto de la mezquita con el puente de fondo. La verdad es que el interior de la mezquita merece la pena, y bueno, la caminata una vez llegas allí y repones fuerzas con una patata asada rellena de lo que quieras (muy típico de esa zona, todo el mundo las comía y no pudimos resistir la tentación). Repusimos fuerzas con un café turco, que es por cierto como el café español, pero tan denso que los posos se quedan pegados a la taza, y casi casi te pueden hasta hablar. Aquí fue una de las muchas veces en las que me confundieron con un turco autóctono, lo cual no deja de tener su gracia. Tengo la teoría que es debido al tono de piel más que a la barba, pero hay opiniones en mi contra. En cualquier caso el día se nubló bastante, por lo que tras dar una vuelta por el pueblo (bastante bonito, todo hay que decirlo, parecía muy de veraneo) nos cogimos un infernal autobús turco (infernal por el calor que hacía y el espléndido aroma que se respiraba) hasta la primera parada del tranvía moderno, que utilizamos para volver al cuerno de oro a, por supuesto, hacer unas compras (que incluyeron dos paraguas, que tuvimos que regatear. Empezó en un para ti amigo 15 YTL para llevarnos 2 por 10YTL) y después de cenar caminata de vuelta al cuchitril donde nos alojábamos.
Este posiblemente haya sido el día más agotador de todos los que hemos hecho.

Dia 3 - El cuerno de oro (segunda parte)

Como el día uno nos habíamos dejado de ver varias cosas importantes en el cuerno de oro, como las mezquitas de suleminayan y la de Fatih, decidimos recorrerlas. Istanbul tiene un problema muy grave, y es que es un conglomerado de callejas en las que perderse es fácil, y más aún si llevas un mapa, porque, a decir verdad, los mapas de Istanbul están todas mal. Tengo la peculiar creencia que eso lo hacen para que acabes en una tienda y compres algo. Total, que nos perdimos un poco, como es de rigor, pero al final conseguimos encontrar ambas mezquitas. De estas mezquitas no tengo fotos, pero era porque entramos en hora de oración y me parecía un poco falta de respeto. Al volver hacia la mezquita azul nos desviamos para ver los restos del hipódromo de Istanbul, de lo que no queda nada más que un monolito y una columna medio rota. Menos mal que en la plaza también hay un monolito egipcio (robado o prestado, no lo sé) y le da algo de vidilla a la plaza. Por último entramos en las cisternas de la basílica, que es una construcción de la época romana que servía para almacenar agua para la ciudad de Istanbul. Restauradas se pueden visitar (previo pago de 10 YTL, por supuesto) y la verdad es que merece la pena más que nada por lo que estas viendo y por el ambiente que se respira ahí abajo. Se pueden hacer unas fotos interesantes con el modo nocturno (y si las apoyas en algo salen hasta medianamente bien) Una de las que a mi más me gustan es esta que os enseño aquí está un pelín desenfocada, no es que esteis borrachos. Desde aquí nos bajamos a uno de los múltiples puertos que tiene la ciudad para cruzarnos al lado asiático (y así poder enviarle un sms a mi madre para decirle que había cambiado de continente). Lo mejor de este viaje es la vuelta, y volver a entrar en el Bósforo al atardecer es un espectáculo digno de mención.
Por la noche, lo de siempre, cena y al hotel.




Dia 4 - Las islas príncipe

Este viaje me lo había recomendado Fabián, uno de mis compañeros de piso, así que decidimos gastar una hora y media de nuestra vida en hacer un viaje en Ferry que nos llevara a estas pequeñas islas, así que después de salir del cuchitril en el que nos alojábamos y cambiarnos al que sería el hotel durante el resto de nuestra estancia en Istanbul, nos bajamos a coger un ferry que nos llevara a Buyukada. Cuando llegamos la verdad es que hacía buen día, así que después de comer alquilamos unas bicis para dar una vuelta por la isla. Fue un momento muy verano azul, pero como se hacía tarde para volver, pues sólo estuvimos una hora y media pedaleando (y nos dió para recorrer toda la isla). Extenuados volvimos hacia el cuerno de oro justo a tiempo para disfrutar de otra preciosa puesta de sol.

Cenamos, nos reunimos con el tercer compañero que venía al curso, y nos preparamos para empezar a trabajar el día siquiente. A partir de aquí se acabó el turismo, y apenas pudimos salir de visitas. Unicamente de compras. Yo he renovado parte de mi verstuario, y me he comprado varios pantalones, unas zapatillas y una cazadora de cuero a un precio bastante bueno (y regateando hasta la última lira).

Pues eso es todo amigos...

Mandingo Vs Istanbul (Diario de viaje I)

Bueno, pues aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, voy a hacer el diario del viaje a Turquía con pormenores y demás.


Dia 0 - Madrid a Istanbul

Amanece que no es poco, y me planto en Bara
jas a eso de las 9.30 de la mañana. Todo normal, aeropuerto, café en el Starbucks y vuelo. Lo único destacable es que me entrevistaron para la tele, ya sabeis, lo típico de donde vas a pasar el puente y tal, y después debí de aparecer en las noticias del mediodia de TVE, donde me debió de ver parte de la familia, que si no se habían enterado de que me iba a Turquía con eso les debió de quedar bastante claro. Aterrizamos en el Aeropuerto de Ataturk (o como se escriba, que al final no he podido aprender turco) y cogemos un taxi para ir hasta el hotel.
Este es el primer contacto con el tráfico y las carreteras turcas. La conducción turca se basa en un sencillo principio: "Aparta del medio". Me explico
, no es unicamente que conduzan como locos (y sin cinturones de seguridad, que eso es para mariconas a pesar de ser oligatorio) sino que se conduce a la velocidad que te de la gana, y dándo ráfagas de largas y tocando el claxon para que los demás se aparten de tu camino. Así que si te vas a acercar a Istanbul, procura dejar tus miedos en casa, porque si no lo vas a pasar bastante mal. Además de esto hay que tener en cuenta que las infraestructuras son una mierda, y que las carreteras son de poca capacidad y muchos baches. Nada que ver con cosas como la M30 de Madrid. Y eso que Isanbul tiene el doble de habitantes, pero en ese aspecto es un poco tercermundista...
Tras una carrera de 35 YTL (Liras turcas, al cambio unos 18€. 1€ = 2 YTL aproximadamente) llegamos al hotel, dispuestos a aprovechar un poco más la tarde, pues aún había luz y se podía pasear.
Cual sería
nuestra sorpresa cuando llegamos al hotel, y al entregar nuestras flamantes reservas hechas por internet los muy turcos nos dicen que no tienen habitaciones, que se les olvidó confirmarlas a través de internet y que no tienen nada libre hasta el día 15. Así que ahí estamos plantados con las maletas en un hotel en el que no nos podíamos quedar. Pedimos que baje el director, a ver que historia nos cuenta, y nos dice que bueno, que nos pueden hospedar en otro hotel, que en vez de estar en la zona de las mezquitas está en la zona de Taksim (una zona mucho más europeizada, a una media hora andando más o menos). Como estábamos con una mano delante y otra detrás, y Atrapalo poco más o menos se estaba lavando las manos, nos vimos obligados a aceptar este trato. Total que cogen las maletas y nos meten en una furgonetilla para hacer el desplazamiento. Atasco hasta el hotel, creo que nos llevó como una hora llegar, aunque después estaba más cerca de lo que me temía después de ese trayecto en coche.
Llegamos al segundo hotel y lo que nos encontramos con un pequeño cuchitril. Vease, habitaciones enanas, oscuro (mi ventana daba a otro edificio que estaba como a un metro y medio de distancia) y con un baño que lo mejor que se puede decir de él es que estaba limpio.

Por la noche salimos a cenar y nos metimos en un restaurante donde nos la volvieron a meter doblada. Normalmente se puede cenar bien por unas 40 a 60 YLT, pero en este acabamos pagando 70 y tampoco fue tan bueno. Ya después de cenar, al hotel y a dormir.

Dia 1 Istanbul - El cuerno de oro (primera parte)

El cuerno de oro de Istanbul es una de las dos partes en las qu
e se divide la parte europea de Istanbul. Aquí es están construidas las mejores mezquitas y la catedral de Santa Sofía, y es bastante turístico.
Por otra parte el día 1 de Mayo suele ser un día problemático en Istanbul. Es fiesta por ser el día del trabajo, pero al gobierno no le hace gracia que la hagan en la plaza d
e Taksim (lejos del cuerno de oro). De esto nos enteramos después. Nosotros íbamos bajando de Taksim hacia el cuerno de oro, y sólo veíamos policias. Y no policias de los locales, sino antidisturbios y demás policia equipada para dar palizas y disolver manifestaciones. Además chequeos periódicos de mochilas y demás, a fin de prevenir atentados. Como íbamos en sentido contrario a todo esto, pues estábamos extrañados pero no tuvimos ningún problema. Llegamos al puente de Gálata, que es el que une las dos partes europeas de Istanbul, y ahí se tiene la primera vista de las mezquitas del cuerno de oro. La primera que se ve, es esta que he puesto a la izquierda, de poca importancia, pero aún así una auténtica mole. De ahí subimos caminando hasta la Mezquita Azul y Santa Sofía. Ahí os dejo una imágen mía en frente de la Mezquita Azul. Esta es mucho más importante que la anterior, y tiene seis minaretes en vez de dos. También es bastante tocha, y el interior es precioso. Para entrar, en principio nada de pantalones cortos, en hombres, o faldas en mujeres. Y por supuesto el pelo tapado con un velo, que si no dispones de él te proporcionarán en la propia mezquita (aunque se puede comprar uno por unas 5 YTL en cualquier puesto de mercadillo y te ahorras el andar compartiéndolo) y descalzados. Tambiñen como norma general, recordar que una mezquita es un sitio de oración, así que se debe procurar no molestar a los fieles y tener los móviles en silencio. Las fotos del interior ya las subiré a photobucket para el disfrute de la gente en general.
Después de visitar la mezquita azul (creo que de los pocos monumentos gratuitos que vi) nos acercamos a ver Santa Sofía (10 YTL) que era la catedral de la antigua Constantinopla (donde el arzobispo se quería desarzobispoconstantinopolizar). El interior pues decepcionante más que nada porque había un andamio que llegaba hasta el techo. Me jode no por el andamio, sino porque me parece que es de rigor advertir de que está, y así yo entro preparado y no me decepciona encontrármelo ahí en medio. En fin. Esto se veía que era una iglesia más que nada porque había imágenes en las cúpulas. El Islam no es iconoclasta (osea, que no adora figuras) y aquí había entre otras muchas un Pantocrator, y una Virgen María.
Una vez acabamos de ver Sta. Sofía nos dirigimos al palazio de Topkapi. Este palacio era la
residencia del sultán, y por tanto es enorme. La entrada, pues las 10YTL de rigor, y otras 10YTL si quieres entrar a ver las dependencias del harén (que merecen la pena). También estaba de obras la parte más bonita (la del mirador del sultán) pero aún así, las vistas que se tiene tanto al Bósforo como a la parte asiática del Istanbul merecen la pena el dinero gastado.
Después de Topkapi, parada técnica para comer, y por la tarde nos fuimos al Gran Bazar y al Mercado de las Especias. Unas primeras compras en el Gran Bazar, y un primer contacto con la cultura del regateo absoluto. Ellos empiezan pidiéndo
te 85YTL para algo que vale 25YTL. Siempre te van a timar, porque si no te timan no te lo venden, pero la experiencia merece la pena. Consideralo como pagar la entrada al Gran Bazar.
El mercado de las especia es algo digno de ver. No porque sea bonito, sino por el colorido que tiene y por los olores de los que puedes disfrutar. Tes, azafran, especias varias se amontonan en un montón de puestos de mercadillo.
Después vuelta al hotel. Intentamos ir a cenar hacia la zona de Taksim, pues aún no sabíamos que había habido disturbios. Algo nos empezó a oler mal cuando no había más que policías por las calles, y cuando fuimos a llegar a Taksim nos encontramos con un cordón policial. Conseguimos que nos dejaran pasar a base de la palabra tourist y hotel, pero la verdad es que las tanquetas para disolver manifestaciones y la cantidad de policías antidisturbios y con chalecos antibalas que había por allí acojonaban un rato. Como no encontrábamos un sitio para cenar, intentamos dar la vuelta, pero aquí no hubo forma de pasarse el control policial y nos tocó dar un rodeo alrededor de la plaza hasta encontrar una entrada que no estuviera controlada por la policía. Os dejo una foto del festivo ambiente que se vivió a medio kilómetro de mi hotel la mañana del día 1 de Mayo (EDITO: Para que se calle el zombi, y por si no lo sabíais, la foto la he cogido de la edición digital de El País del día 2 de Mayo). Menos mal que nosotros estábamos bastante lejos oye.
Después cenamos y a dormir al hotel

domingo, 11 de mayo de 2008

Ya he vuelto de Turquía

Ya he vuelto de Turquía, y en los próximos días subiré un pequeño diario de viaje y alguna foto. La verdad es que tampoco he hecho demasiadas, apenas unas 200 de las cuales, todas las que se han hecho en interiores o a oscuras han quedado más o menos desenfocadas, y es que no le tengo el tranquillo cogido a eso de hacerlas con poca luz, y tengo que seguir practicando. Para ir abriendo boca os dejo una nocturna de la catedral de Santa Sofía, ahora convertida en un museo, y ya os contaré. Además deciros que salí por la tele en el telediario de la primera el día 30 de Abril, pues me hicieron una entrevista en Barajas, y que tiene pinta de que tendré que volver en un par de meses a otro curso de formación. A ver si para entonces puedo ver la Capadoccia.
Y además la última semana de Junio me iré (posiblemente) a Paris a pasar 4 días.
Ale, ya os contaré otro dia...

martes, 29 de abril de 2008

Me voy a Estambul

Pues nada, mi última entrada hasta mi viaje a Estambul, que se inicia mañana, y que durará hasta el día 10. El puente para ver la ciudad, y la semana siguiente para asistir a un curso de la plataforma que estamos montando. Espero volver con un montón de fotos para daros envidia :-)
Que paseis unos buenos días.

martes, 22 de abril de 2008

Mandingo se fue a los karts

Pues ayer, aprovechando que era lunes, y se sale de currar a la hora de siempre, unos compañeros del curro organizaron una excursión a los karts de Carlos Sainz en Madrid (en la Puerta del Ángel) y el menda se apuntó. Total que habíamos reservado un par de carreras para poder cogerle el truquillos a esto de los karts, pero resultó que en realidad todos menos yo y otro estaban más que resabiados en el tema de la conducción de los coches pequeñitos. El circuito es relativamente complicado, con 3 curvas de 180º que te destrozan los brazos porque además son todas en el mismo sentido, y un par de curvas a fondo. Rectas, pues pocas, y es que no caben, y en realidad no son tan graciosas, que para eso tienes las curvas rápidas.
La verdad es que es una experiencia, que esos chismes corren más de lo que aparentan, y que está muy bien. Caro, pues lo de siempre, un poco (las 3 carreras nos costaron 36€, teniendo en cuenta que teníamos un bono 3x2). El resultado, pues nada, los dos que no habíamos conducido un kart en la vida quedamos últimos a escasa diferencia. Todos acabamos con agujetas, y yo me lo pasé como un enano. Impresiona el sonido que hace ese chisme cuando derrapa ese chirriar de goma mientras el muro se acerca. Para repetir dentro de un tiempecillo. Ahora nos queda ir a echar un paintball. A ver si encontramos uno cerca del trabajo, y conseguimos que se apunten los jefes, que eso de disparar al jefe siempre tiene otra gracia...